Descubre los 5 remedios caseros más efectivos para un dolor de muela

Descubre los 5 remedios caseros más efectivos para un dolor de muela
4.6 (92%) 5 votes

La salud dental debe estar acompañada de hábitos y cuidados especiales que eviten las  intensas molestias que suelen presentarse cuando tenemos un diente enfermo. Las caries, un diente roto, la gingivitis, la periodontitis, la fractura de un diente, un absceso en la base del diente; podrían causar un fuerte dolor.

Aplicar estos tratamientos caseros te garantiza un alivio temporal; mas sin embargo, la solución definitiva estará en manos de los profesionales de la odontología.

Las 5 fabulosas soluciones al dolor de muelas

1- Clavo de Olor

El eugenol es el compuesto químico principal del clavo de olor. Este actúa como analgésico para calmar el dolor de manera rápida y efectiva. Aplicar pequeñas dosis de aceite de clavo de olor, te garantizará alivio inmediato a todas las molestias asociadas a las enfermedades dentales. Por este motivo, se debe usar con moderación y evitar el uso prolongado, ya que podrías generar la creencia de que tan solo con este tratamiento casero, puedes solucionar la situación. ¡Caso error! Podrías llegar a perder el diente si no es tratado a tiempo por profesionales.

Bueno, después de las recomendaciones señaladas anteriormente, deja que te explique brevemente la forma correcta de utilizar este remedio milagroso: coges una bolita de algodón, humedécela con un poco de aceite de clavo de olor, llévala directamente sobre el diente infectado por unos cuantos minutos o hasta que desaparezca el dolor, eso sí, evita el contacto con la lengua y las encías (estas son demasiadas sensibles al efecto adormecedor, esto podría empeorar la situación)

Para cuando el dolor sea de condiciones extremas, se recomienda colocar clavo de olor en polvo directamente en el diente afectado; o en su defecto, masticar un clavo de olor entero. Al morder el clavo de olor, soltará su aceite esencial directamente sobre el área adolorida y su efecto reducirá rápidamente el dolor.

Leer:  Cómo dormir con dolor de muelas?

2- Pasta de jengibre y cayena

Al mezclar partes iguales de jengibre y pimienta cayena con un poco de agua a temperatura ambiente, crearas una pasta homogénea la cual puedes usar para hacer toques en el diente adolorido. Para estos efectos, te recomiendo usar una bolita de algodón impregnada en la preparación. Con sumo cuidado colócala sobre el diente, evitando siempre el contacto con las encías y la lengua.

Mantén el remedio en tu boca hasta que el dolor desaparezca. Puedes emplear cada especie por separado, ambas poseen la misma propiedad analgésica. La capsaicina es el componente químico que produce el sabor picante en la cayena. ( Contiene múltiples beneficios para la salud ). Se comenta que algunos casos de emergencias, se ha llegado a usar para ayudar a bloquear los mensajes de dolor que llegan al cerebro.

Tan solo una cucharadita de sal disuelta en una taza de agua tibia, sirve para preparar un poderoso enjuague bucal que ayuda a calmar el dolor de muelas; también puede aliviar el dolor de garganta. Al usarlo frecuentemente como enjuague, limpiará los restos de alimentos o sustancias irritantes que causan el dolor, previene la formación de la placa dentaria y reduce la hinchazón del la zona afectada.

Enjuaga tu boca durante unos 30 segundos antes de escupirlo. El agua salada limpia el área alrededor del diente y extrae parte del líquido que causa la hinchazón. Repite este tratamiento cuantas veces sea necesario. Recuerda que la mejor manera de tratar los síntomas y dar solución definitiva al problema es programando una visita al dentista.

3- Calma el dolor de muelas con un buen té

Disfrutar de un buen té es uno de los placeres más gratificantes después de una jornada de trabajo. Para las emergencias odontológicas, bien valdría la pena aprovechar la ocasión para preparar un té de menta, el cual tiene un excelente sabor a la vez que funciona como un poderoso analgésico.

Coloca 1 cucharadita de hojas secas de hierbabuena en 1 taza de agua hirviendo durante 20 minutos. Después de que el té se enfríe, sírvelo en una taza y llévalo a tu boca usándolo como enjuague bucal, escúpelo o trágalo si es tu gusto, mal no te vendría. ¡Te encantará su agradable olor y sabor refrescante!

El uso de aceites esenciales de menta en un poco de agua caliente, se aplica como terapia para lavar tus pies y actúa como un excelente remedio contra el dolor de cabeza.

Leer:  4 Hierbas 100% efectivas para Dolor de Muela -COMPROBADO-

Los taninos encontrados en el té negro, (compuestos fenólicos que poseen propiedades astringentes y antiinflamatorias). Ayudan a calmar el dolor de muela y reducen la hinchazón. Puedes colocar una bolsita de té negro húmeda caliente o fría contra el diente para un alivio temporal; siempre y cuando no presentes problemas de sensibilidad en los dientes.

El té negro puede emplearse en diferentes situaciones de la vida cotidiana como raspaduras o laceraciones de la piel, heridas, contusiones, alivia la irritación de los ojos, sirve para tratar el dolor de las hemorroides, mejora la salud de las encías, también sirve para el mal olor de los pies.

4- Agua Oxigenada

Elimina las bacterias y brinda alivio inmediato para algunas molestias causadas por infecciones dentales. Enjuagar la boca con un trago de solución de peróxido de hidrógeno al 3% disuelto en un poco de agua filtrada o mineral preferiblemente, proporciona alivio temporal si el dolor viene acompañado de fiebre o mal sabor en la boca (ambos son signos de infección); pero como todo remedio casero, su utilidad es solo una medida temporal mientras visitas a tu dentista.

La solución de peróxido de hidrógeno es solo para enjuagar, deberás escupirla y limpiar tu boca varias veces, no intentes tragarla, podrías poner en riesgo tu salud

5- Hielo

Al mirar un equipo deportivo, podemos darnos cuenta que cuando un jugador sufre una lesión, la terapia que comúnmente utilizan los entrenadores y personal paramédico son las compresas de hielo. El frío adormece rápidamente la lesión y ayuda a reducir la hinchazón.

Puedes emplear esta terapia para controlar un dolor de muelas. Coloca un cubo de hielo en una bolsa de plástico, cúbrelo con un paño fino alrededor de la bolsa y aplícalo al diente durante unos 15 minutos aproximadamente o hasta que el dolor desaparezca. Puedes alternar ese mismo cubo de hielo, llevándolo a la mejilla donde se encuentre la lesión.

Leer:  Remedios Caseros para el dolor de muelas: Sal

Otros han comentado, que frotar la palma de la mano con un cubito de hielo puede calmar el dolor. Esto funciona, gracias a que los nervios de la mano cuando entran en contacto con el frío envían señales al cerebro y por lógica simple puede anular las señales de dolor que provengan del diente enfermo. ¿Cuál es la forma correcta de hacerlo? envuelva un cubito de hielo con un paño delgado y masajee el área carnosa entre el pulgar y el dedo índice. Si tienes dientes sensibles debes revisar estas recomendaciones.

Dejar comentario