Los 10 remedios caseros más populares contra el dolor de muelas

Un dolor de muelas puede arruinarte el día entero y ser extremadamente molesto. Debido a que los nervios están conectados entre sí, esto cambiará por completo tu estado de ánimo.

Este malestar puede afectar tu oido, causarte dolor de cabeza e incluso en la garganta. Las razones para que se manifieste un dolor de muelas son muy variadas. No solo está asociado a las desagradables caries dentales, también puede provenir de las llamadas muelas del juicio, traumatismos en la boca, úlceras en las encías, sensibilidad en los dientes, fracturas de la corona del diente, el bruxismo (hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes) e incluso malos hábitos alimenticios.

Si cada vez que se presenta un dolor de muelas recurres al consumo de analgésicos para combatir el dolor, dejame decirte que solo estas enmascarando el problema. La mejor recomendación es que programes cuanto antes una visita al dentista para que pueda realizar una evaluación completa de tu caso y así poder  dar con la solución definitiva. Si por alguna coincidencia te ves en aprietos con estos síntomas. Te recomiendo que prestes atención los consejos a los que hacemos referencia.

Echa un vistazo a los 10 remedios caseros más efectivos que deberías probar para un dolor de muelas, antes de visitar al dentista. ¡Espero te ayuden!

1- Té de HierbaBuena

Las bolsitas de té de menta o hierbabuena que solemos comprar en el supermercado, son una excelente alternativa para usar como un tratamiento tópico y calmar un dolor de muelas. Lo primero es identificar el diente afectado. El tratamiento consiste en llevar al refrigerador las bolsitas de té o colocarlas en agua fría por unos minutos para luego ser aplicadas directamente en diente ejerciendo un poco de presión. (No se recomienda este remedio cuando se tiene sensibilidad dentaria).

Otra opción muy válida, es beber el té de menta antes de su aplicación para ayudar a crear un efecto relajante en todo tu cuerpo mientras esperas a que se enfrien las bolsas de té. ¡Hay menos sensación de desperdicio cuando haces esto!

Por mucho tiempo se ha empleado la menta con fines medicinales debido a sus propiedades curativas. Las hojas de menta o hierbabuena, al igual que las bolsitas de té son una de las maneras más fáciles de aplicar este tratamiento. Los beneficios que se obtienen con la aplicación de las bolsitas de té refrigeradas, es que el frío ayuda a bajar la hinchazón y reduce las clásicas palpitaciones producto del dolor. ¿Cómo se aplica el tratamiento?

Coloca una de las bolsitas de té durante 20 minutos en la zona de dolor. Sin embargo, vale la pena señalar que esto es solo un remedio temporal. Una vez que se retira la bolsa de té, el dolor no tardará en regresar.

La buena noticia es que esta forma completamente natural no causará ningún daño a sus dientes.

2- Lavanda con Agua salada

Durante siglos la sal se ha empleado para limpiar heridas y tratar áreas infectadas. Esta contiene  propiedades antisépticas con actividad antibacteriana que reduce la proliferación de bacterias, en especial si se usa la sal marina.  Si bien la sal reseca la piel, sus propiedades curativas no pueden ser ignoradas.

Al usar la sal de forma regular como remedio casero para sanar un dolor de muelas, los efectos secundarios de la deshidratación no se convertirán en un problema.

Los enjuagues con agua salada se promueven regularmente para curar enfermedades orales. Los odontólogos a menudo, lo recomiendan para curar úlceras y problemas de encías, debido a que las propiedades curativas pueden llegar directamente a las áreas infectadas. Los enjuagues también pueden ser muy útiles para entrar en las cavidades mientras se limpian de las bacterias de forma natural, antes de que causen un problema mayor.

Leer:  Cómo blanquear los dientes con Hiervas Medicinales

Solo necesita un par de cucharaditas de sal en medio vaso de agua (tibia preferiblemente), llévelo a su boca durante 30 segundos y muévalo enérgicamente dentro de ella cuidando de no derramar el líquido. Esto puede hacerse a diario y más para ayudar a calmar un dolor de muelas.

Si bien los enjuagues y lavados con agua salada no son dañinos, podrían generar algunos inconvenientes a nivel gástrico.  Por otro lado, ellos no proporcionan los mejores beneficios a largo plazo que ofrecen algunos de los otros remedios caseros. Sin embargo, los lavados están entre los más fáciles y los más baratos de usar. ¡Lo más probable es que ya tengas algún tipo de sal en casa!

3- Bourbon

De seguro tus padres o abuelos te comentaron que en su época los problemas dentales los trataban usando pequeñas dosis de alcohol. Se debe tener mucho cuidado con las dosis suministradas, mas si se usan en menores de edad. Entre sus beneficios están el de poseer propiedades antisépticas de acción antibacteriana.

Sorprendentemente, el bourbon y el whisky escocés se consideran remedios herbales de los más efectivos para cuando en los bebés inicia los malestares provocados por la dentición. Frotar whisky en las encías del bebé alivia las molestias causadas por la salida de los primeros dientes, mas no se debe convertir en una práctica regular debido a los efectos que ya todos conocemos. ¡De seguro los médicos no lo indicarán para los bebes!

Sin embargo, la mayoría de las prácticas de la medicina moderna le indicarán que evite cualquier tipo de alcohol en los niños, especialmente si está asociado a problemas de dentición. El alcohol se absorbe directamente en el torrente sanguíneo y hay poca comprensión de los efectos a largo plazo que esto puede tener en bebés y en niños. De allí que se debe considerar su utilización y en caso extremo debe ser regulado.

Para los adultos ya es otra cosa, el bourbon o cualquier otro tipo de licor, empapado en una bola de algodón podría ser un remedio herbal para un fuerte dolor de muelas. Existe la creencia de que tan poco alcohol no causará problemas en comparación con los beneficios anestésicos.  Para aplicarlo, solo tienes que mojar una bolita de algodón y colocarlo directamente sobre el área afectada para obtener mejores resultados. Recuerda que el entumecimiento es solo temporal. Una vez que el alcohol haya desaparecido, el dolor palpitante probablemente regrese.

4- Ajo: masticar ajo

Lo menos que desearían las personas que sufran de un dolor de muelas es  querer masticar algo. Sin embargo, es posible que desees hacer una excepción para un diente de ajo. El ajo está lleno de beneficios antibacterianos y curativos; que a menudo, también se recomienda para combatir los resfriados, infecciones y otras enfermedades.

El ajo atacará directamente a la bacteria en la boca. Eliminará la razón de un dolor de muelas, lo que podría significar un beneficio a más largo plazo. Simplemente debes masticar un diente de ajo, y hacerlo repetidas veces durante el día.

Hay algunos tipos de dolor de muelas con los que el ajo no ayudará. Esta técnica es mejor para cuando el dolor es provocado por bacterias o caries. Si el dolor se debe a la rotura de una muela o alguna lesión en las encías, aplicando este método no se obtendrá ningún alivio.

¡El ajo tiene la desventaja de producir mal aliento

5- Pimienta de Cayena y Jengibre

Estos son dos de los remedios herbales muy utilizados para tratar infecciones y otras enfermedades. Tienen propiedades antibacterianas naturales que ayudan a estimular el sistema inmunitario y eliminan del cuerpo los agentes ofensivos.

Puedes combinarlos con un poco de agua para crear una pasta que posteriormente utilizarás en el diente afectado, te ayudará a eliminar las bacterias. Sin embargo, querrás evitar poner esta pasta en el área de las encías, su acción te quemará grandemente debido a la pimienta dentro de la mezcla, pero no deja de ser el mejor remedio para un dolor dientes. Si eres amante de la comida picante como yo, no tendrás ningún inconveniente al usarlo.

Leer:  Infusiones para el dolor de muelas

Déjalo actuar en el diente afectado mientras puedas soportarlo. De lo contrario, ¡no sufras solo por librarte de un dolor de muelas!.

Además de la sensación de ardor que dejará en la boca, la mezcla de los dos ingredientes no es peligrosa para tu salud. Puedes usarlo durante todo el día, te dará un alivio temporal, pero no es una forma de reparar por completo el daño causado al diente. Tendrás que programar una visita al dentista para que repare la cavidad dentaria.

Si encuentras las dos especias mejor, de lo contrario puedes usarlas por separado. El pimiento de cayena es uno de los mejores porque te puede ayudar a bloquear los receptores del dolor por un período de tiempo más prolongado.

6- Té caliente

Como ya he dicho antes, usar el té de menta ayuda a reducir un dolor de muelas; de la misma manera el té negro funciona de maravilla. Nuestra recomendación  va más allá de usar simplemente las bolsitas de té para aliviar el dolor, al consumirlo calientito aprovecharas todas sus ventajas y beneficios.

Uno de los mayores beneficios del té negro son las propiedades astringentes. Estos ayudan a reducir la hinchazón y la inflamación que a veces son la causa principal del dolor. La hinchazón ejerce presión sobre los nervios que luego envían una señal al cerebro informando de que hay un problema y por respuesta automática, se produce el resultado ya conocido.

El té caliente puede ayudar a reducir la hinchazón en las encías. No ayudará a deshacerse de las bacterias en la boca, pero traerá algunos beneficios adicionales a más largo plazo, especialmente cuando se mezcla con otros remedios a base de hierbas para deshacerse de las bacterias.

Es útil para el dolor causado por enfermedades de las encías y fractura de algún diente. También se puede usar en niños, pero deberá considerar pequeñas cantidades debido a la cafeína. En tal caso, podrían obtener algunos beneficios del té descafeinado.

Tenga cuidado con beber demasiado té negro. Desafortunadamente, mancha los dientes

7- Hielo… mucho hielo

Las lesiones causadas por golpes o torceduras, comúnmente son tratadas con trozos de hielos. Este ayuda a reducir la inflamación brindando alivio inmediato al dolor; de igual manera, puede emplearse como remedio casero para aliviar el dolor causado por un diente enfermo.

El uso de esta terapia dependerá del tipo de lesión o daño que generó el malestar. Si tiene un dolor de muelas debido a un trauma o inflamación de las encías, sin duda es beneficioso. Ya que reduce el flujo sanguíneo e incluso elimina parte del calor y los latidos asociados con el trauma o la inflamación.

Deberá tener sumo cuidado cuando el dolor está relacionado con la sensibilidad. Los nervios por lo general reaccionan a algo demasiado caliente o demasiado frío.

¡Colocando hielo directamente en el área afectada empeorará su condición!

Usa solo cubitos de hielo. Comer helado no te dará los mismos beneficios que la terapia con hielo. También puede envolver el hielo en una toalla y colocarlo en la mejilla del lado afectado. Esto crea un buffer del área de las encías que está causando el dolor. Si vas a ponerte un cubito de hielo en la boca, no lo mastiques, ¡sé que es tentador! Pero los dientes no están diseñados para masticar cubitos de hielo y usted corre el riesgo de astillarlos o romperlos.

8- Lavarse con Mirra

Otro de los remedios caseros a considerar es el lavado de mirra. Que consiste en preparar un enjuague bucal en una solución de medio vaso de agua corriente con media cucharadita de mirra. Puedes usarlo durante todo el día tal como se recomienda con un enjuague de agua salada. Algunas personas alternan entre el enjuague con agua salada y un lavado de mirra.

La mirra al igual que el té negro tienen propiedades astringentes, la cual funciona como antiinflamatorio natural.  A diferencia del té negro, la mirra también mata las bacterias. No solo ayudará a aliviar el dolor, sino que también puede eliminar la causa detrás del dolor.

Para hacer la preparación, deberás cocinar a fuego lento  durante media hora el medio vaso de agua con la media cucharadita de mirra para luego colarla y eliminar los residuos gruesos. Una vez que reduzca la preparación y este a temperatura ambiente. Solo necesitas una cucharadita de la solución la cual usaras regularmente durante el día, y de esta manera obtener todos sus beneficios.

Leer:  Infusiones para el dolor de muelas

Este remedio es muy seguro para ser usado por adultos; sin embargo querrás evitar usarlo en niños, ya que tienden a tragarse el líquido.

9- Extracto de Vainilla

Otra de las opción para ser usada en adultos es el extracto de vainilla. No se recomienda en niños o bebés debido a que la vainilla contiene pequeñas cantidades de alcohol. Si bien la cantidad de alcohol es muy pequeña, hasta estos momentos no se conocen los efectos secundarios o a largo plazo que puedan tener en las personas mas jovenes.

Al igual que con el licor, el alcohol presente en el extracto de vainilla actúa como un agente anestésico y puede usarse para todo tipo de dolor en la boca.

También hay un beneficio extra con la vainilla. Debido a que el aroma que desprende es extremadamente relajante para muchos; ese estímulo sensorial provocado por el olor, hace que las personas sientan menos dolor debido al estado de éxtasis en que se encuentran. Aquellos que están más relajados logicamente lanzarán más hormonas felices (serotoninas y endorfinas).

Coloque el extracto de vainilla en su dedo y frótelo directamente sobre el área afectada; asegúrate de que tus manos  estén bien limpias si vas a hacer dab (toques) en tu boca, esto evitará que entren bacterias adicionales. También se puede usar una bola de algodón, tal como con la opción del bourbon.

Repite el proceso un par de veces al día. Una vez que el alcohol contenido en el extracto de vainilla, se ha evaporado y absorbido, la sensación de dolor regresará, por lo que es solo una opción temporal.

10- Agua Oxigenada

Esta última opción no es la más segura de todas. Sin embargo,es la más efectiva para combatir el dolor provocado por bacterias. La forma correcta de usarlo es diluirlo en agua, ya que las encías lo absorberán el torrente sanguíneo.

Al igual que con el agua salada o el enjuague de mirra, el peróxido de hidrógeno entra en contacto con las bacterias hasta eliminarlas por completo. Elimina todo lo que está causando el dolor, literalmente matándolo en lugar de simplemente enjuagarlo en la boca como lo hacen algunos de los otros remedios a base de hierbas.

Podrás usarlo durante todo el día, pero solo te ofrecerá alivio temporal. La buena noticia es que se puede usar para todo tipo de dolor de muelas. También puede ayudar a evitar algunos problemas de encías como las enfermedades periodontales o gingivitis.

Existen muchos peligros al usar peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), y debe evitar su uso exclusivamente para todos los niños. Puede causar problemas intestinales si se ingiere, incluso en la cantidad más pequeña. También le quemará en la boca. ¡Hay mejores opciones más arriba!

Cualquiera sea la causa de su dolor de muelas. Los 10 remedios caseros que aquí recomendamos, de seguro encontrará uno mas efectivo que otros; recuerda siempre, que para este caso, las opciones menos efectivas tienden a ser las más seguras y tienen la ventaja de poder usarse en adultos y niños. Deberás pensar por qué tienes el dolor de muelas antes seleccionar el tratamiento correcto.

Vale la pena señalar que todas las opciones anteriores son solo medidas temporales. Tendrás que tratar el problema de raíz para deshacerse de un dolor de muelas de forma permanente. Sin embargo, si su dolor de muelas se debe a que las muelas del juicio están apareciendo y definitivamente lo sabes, al menos puedes aliviarte de forma temporal mientras tu cuerpo desacelera esta etapa del desarrollo, que por lo general ocurre entre los 17 y 21 años.

 

Los 10 remedios caseros más populares contra el dolor de muelas
5 (100%) 1 voto

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad *