Remedios caseros para Dolor de Muelas en niños

Remedios caseros para Dolor de Muelas en niños
5 (100%) 2 votes

No tiene que sentirse indefenso o parecer cruel al lidiar con el dolor de muelas de su hijo. Pruebe nuestro enfoque suave (y sutil) para cuidar el dolor. Siga leyendo para obtener consejos y aliviar el dolor. Dolor de Muela en Niños: Cuales son los Remedios caseros para dolor de Muelas en niños?

Aliviar el dolor: tratar los dolores de muelas en los niños

Los dolores de dientes pueden ser muy difíciles para sus pequeños. Lidiar con el dolor significa noches sin descanso, pesadillas y pérdida de sueño para su hijo y su familia. Además, debido al extremo nivel de dolor, su hijo puede resistir sus esfuerzos para aliviarlo. Esto se debe a que, desde el punto de vista de un niño, la cura (cualquier intervención que requiera que abra la boca) es más aterradora y más dolorosa que el dolor en sí mismo.

Es importante que aborde el asunto de manera rápida pero amable, sin provocar miedo o ansiedad en su hijo.

Comprender las causas de un dolor de muelas
La falla básica puede estar en la dieta de su hijo: los dulces, los pasteles de chocolate y las bebidas gaseosas contienen carbohidratos refinados y azúcar en diversas formas. Las bacterias presentes en la boca descomponen el azúcar en ácidos, que se combinan con el calcio en el esmalte. Esto causa caries o erosión de los dientes que conducen a caries, enfermedad de las encías o incluso a las raíces de los dientes expuestas.

El dolor de muelas se produce cuando la caries ha penetrado en la cámara pulpar del diente o está muy cerca de él. Esta es la cámara que contiene los nervios y los vasos sanguíneos pequeños y es especialmente sensible a la descomposición o cualquier tipo de alteración.

“¡Mamá, duele!” ¿Qué está causando el dolor?

¿Es un dolor agudo, o simplemente dolor alrededor del diente? Los niños tienden a esconderse y callarse sobre el dolor de muelas o exageran el dolor para ganar favores; por lo tanto, es mejor determinar los hechos del asunto.

En lugar de un diente, el dolor puede deberse a úlceras bucales, hinchazón de las encías (gingivitis o periodontitis) o cualquier otra forma común de herpes labial, que afecta el área de la boca.

Pídale a su hijo que señale el origen del dolor. Cuando abra la boca, busque manchas rojas e hinchazón en sus mejillas. Si no son visibles, es probable que tenga un dolor de muelas en las manos. Obtenga una cita con su dentista familiar de inmediato.

Remedios caseros que funcionan
Uso de un remedio casero para los dolores de muelas puede ayudarlo a detener el dolor insoportable. Pero esto es solo una solución provisional hasta que pueda visitar a su dentista.

Aquí hay algunos remedios caseros fáciles de usar:

  • Frote el ajo, el anacardo o el aceite de clavolaung ka tel ) en el diente afectado. Si su hijo protesta, ponga el aceite en su dedo índice y dígale que aplique el aceite suavemente sobre el área afectada. Esto debería aliviar el dolor, incluso podría curarlo.
  • Haga pequeños trozos de papa y enfríelos en su refrigeradorDele papas fritas al niño y dígale que las coloque dentro de su boca sobre el diente que duele. El frío calmará el dolor. Esto también debería funcionar con pepino, siempre que sea frío.
  • Coloque un poco de hoja de menta seca alrededor del diente y haga escupir a su hijo cada pocos minutos. La menta es buena para aliviar el dolor.
  • No saque un diente flojo. Deje que su hijo juzgue si el diente está lo suficientemente suelto como para salir y déjelo que lo intente él mismo.
  • Si todo lo demás falla y la boca de su hijo se convierte en una zona sin acceso, simplemente aplique una toalla húmeda y tibia en las mejillas desde afuera.

Si está comprando analgésicos de venta sin receta para su hijo, recuerde que el paracetamol (no la aspirina) se debe usar en niños y adolescentes.

Preparándose para el dentista: “¡Pero no quiero ir!” 

Una vez que su hijo haya recibido alivio temporal, puede tratar de retrasar el viaje al dentista. No posponga el asunto: su hijo necesita (y merece) atención dental inmediata y necesaria. Si se trata de un absceso o una cavidad, debe tenerse en cuenta.

Aquí hay algunas formas de lidiar con la ansiedad de una visita al dentista:

hágalo parte de un viaje: haga la visita al dentista como parte de su viaje al jardín o centro comercial favorito de su hijo. De esta forma, la cita dental parecerá una parada rápida.

Preséntelo al dentista: Lo mejor es que su hijo vea la cara detrás de la máscara del dentista. Asegúrese de que su dentista sea adecuado para los niños y use métodos que impliquen un dolor mínimo. Deje que su hijo lleve consigo su juguete favorito para ayudar a que el procedimiento sea menos estresante. Mantenerlo enfocado y distraído de ver los instrumentos largos y filosos.

Quédese junto a su hijo: su presencia es tranquilizadora para su hijo. Nunca lo dejes solo en la oficina del dentista. Quédese con él (tomándose de la mano si es necesario) durante todo el procedimiento.

Los descansos son importantes: el procedimiento implicará mucho escupir. Así que asegúrese de que su hijo descanse en el medio. Habla con él y asegúralo que todo terminará pronto.

Uso de anestesia: La mayoría de los dentistas usan anestesia local para aliviar el dolor. Pero deje que su dentista decida si esto es necesario.

No amenaces a tu hijo: golpear, amenazar y gritar no ayudarán. Esto solo lo confundirá y lo hará entrar en un caparazón.

Recompense a su hijo: Aprecie los esfuerzos de su hijo por mantener la calma ante el dolor. Recompénselo adecuadamente con un pequeño regalo y déjelo tomar un día libre de la escuela para descansar, si es necesario

 

2 Comentarios

  1. sonia julio 12, 2018
    • Esteban Esposito julio 12, 2018

Dejar comentario